Colección HIPERACCIÓN - Introducción

 

Esta colección presenta figuras humanas con las manos hipertrofiadas. Las manos son nuestras herramientas mas potentes y versátiles, representan las acciones de nuestra vida.

Nuestra sociedad demanda una acción constante, sin descanso, una acción enfocada en los resultados y la productividad. Esto nos desconecta de nuestra verdadera necesidad, nos empuja a atender un flujo incesante de asuntos urgentes que no dejan espacio para lo importante.

Esta hiper-acción da como resultado una vida donde los tiempos atropellados y los objetivos puramente materialistas nos encierran en un circulo de insatisfacción lejos del flujo natural y la conexión emocional.

Ansiedad

50x100x28cm

 

La angustia por alcanzar un futuro prometedor no nos permite disfrutar el presente.

La ansiedad nos hace movernos de manera tensa y vertiginosa. No es suficiente correr con los pies, se necesitan unas manos hipertrofiadas para conseguir avanzar apresuradamente hacia la meta.

Frustración

30x50x42cm

 

El individuo no encuentra como alcanzar su potencial dentro de un sistema que nos enseña a desear la prosperidad reservada a unos pocos.

Es el resultado de la ansiedad cuando la energía se agota. Todos los esfuerzos por alcanzar el futuro más prometedor resultan infructuosos. La sensación de vacío invade el interior de la persona que no puede aceptar su fracaso.

ContemplaCción

45x47x41cm

 

Al pararme a observar mi vida llena de acción siento el desequilibrio que me produce y la energía que me supone mantenerla.

A hombros de gigantes

14x15x32cm

 

Aprovechar nuestro conocimiento para elevarnos y poder ver mas allá del horizonte establecido.

Panorama

33x34x90cm

 

Parar la actividad incesante nos permite tomar perspectiva para ver la importancia real de cada cosa que nos rodea.

ElevaCción

90x27x26cm

 

Cuando conectamos con nuestra emoción las herramientas que han estado al servicio de la productividad se convierten en unas alas que nos permiten volar hacia nuestros sueños y sobre todo hacia nuestro bienestar.

Al introducir la conciencia en nuestra rutina diaria podemos poner al servicio de nuestra felicidad las experiencias pasadas que nos han servido para acumular conocimientos y posesiones, hayan sido traumáticas o no.

MeditaCción

49x30x45cm

 

Meditar, según la tradición budista, es concentrarse en observar las sensaciones que se producen a cada momento en el cuerpo mientras se acepta su impermanencia junto la de todo lo que existe.

Esta práctica universal es la más efectiva para detener la productividad desmedida y convertirla en un flujo de acciones en sintonía con lo que necesito y es verdaderamente importante.

Las manos se asientan firmes en la tierra dejando los asuntos que distraen el pensamiento para conectar con el amor.

Al vivir en el presente la vida se vuelve sencilla.